Calendario de adviento personalizado

16,90

Calendario de adviento con los apellidos personalizados en corte. Un detalle especial si eres de las que disfrutan de los preparativos de las navidades. También te gustará si eres fan de las manualidades o los detalles navideños con un toque diferente. Además es una muy buena opción para regalo.

Otras opciones de uso:

Su diseño súper sencillo, cuidado y neutro hará que te guste hasta para decorar algún rinconcito de casa durante todo el año y que le puedas dar otro uso como por ejemplo, colgar unos pequeños ganchos y utilizar como colgador de mascarillas.

Mide 55 cm de ancho x 14 cm de alto y está fabricado en contrachapado de madera reciclada.

Incluye:

  • la palabra familia y personalización con tus apellidos.
  • una cuerda de algodón 100% para colgar.

Nota 1: El diseño de los apellidos es en mayúsculas. 

Nota 2: El producto no incluye las bolsitas kraft ni la cuerda de yute. 

 

SKU: D022A1 Categoría:

Tiempo de producción de productos NO PERSONALIZADOS de 1 a 2 días laborables, PERSONALIZADOS de 3 a 5 días + 24/48h tiempo de envío.

Descripción

Calendario de adviento con los apellidos personalizados en corte. Un detalle especial si eres de las que disfrutan de los preparativos de las navidades. También te gustará si eres fan de las manualidades o los detalles navideños con un toque diferente. Además es una muy buena opción para regalo.

Tiene un diseño súper sencillo, cuidado y neutro. Esto hará que te guste hasta para decorar algún rinconcito de casa durante todo el año y que le puedas dar otro uso como por ejemplo, colgar unos pequeños ganchos y utilizar como colgador de mascarillas.

Mide 55 cm de ancho x 14 cm de alto y está fabricado en contrachapado de madera reciclada.

Incluye:

  • la palabra familia y la personalización con tus apellidos.
  • una cuerda de algodón 100% para colgar.

Nota 1: El diseño de los apellidos es en mayúsculas. 

Nota 2: El producto no incluye las bolsitas kraft ni la cuerda de yute. 

El producto tiene un espesor de 4mm aún así se considera un producto frágil.

La madera tiene nudos e imperfecciones y hacen que cada producto sea único y que pueda variar con respecto a las fotografías.